• Clínica Teknon Privat
    +34 93 595 17 10
  • Hospital de Berga
    +34 93 824 34 04
  • Gabinet Mèdic
    +34 93 822 07 07

im Krankenhaus

Las infiltraciones son una actividad diaria dentro de nuestra especilialitat. El Dr. Mir lleva más de 20 años haciendo infiltraciones con más de 4.000 infiltraciones realizadas.

Las técnicas de infiltración son muy variadas y las sustancias también. Actualmente realiza los siguientes tipos de infiltraciones:

1. TRAUMEEL (“Árnica y caléndula”, 1 a 2 ampollas por semana). http://www.traumeel.com/Traumeel-com-Injection-spanish.html.
Tratamiento de los síntomas como dolor e inflamación debido a lesiones de diverso tipo (deportes, accidentes) como: esguinces, distorsiones, contusiones, hematomas, fracturas óseas, etc., procesos degenerativos con inflamaciones y supuraciones asociadas a diferentes órganos y tejidos (por ejemplo parodontitis, gingivitis, parodontosis), también en el aparato locomotor y ligamentos (tendovaginitis, bursitis, brazo de tenista), artrosis de la cadera, rodilla y pequeñas articulaciones.

2. ACID HIALURONICO. El médico le recomendará cual es el tipo ácido hialurónico más recomendable a su caso.

a. Alta Densidad (1 infiltración). http://www.vademecum.es/medicamento-synvisc-one_ficha_39718
El hilano  G-F 20 es un fluido  elastoviscoso, estéril y apirógeno,  que contiene hilanos. Los hilanos son productos  derivados del hialuronato  (sal sódica de ácido hialurónico), constituidos por disacáridos repetidos de N-acetilglucosamina  y glucuronato  sódico. El hilano A tiene un peso molecular medio de aproximadamente  6.000.000  y el hilano B es un gel hidratado. El hilano  G-F 20 contiene  hilano  A e hilano  B (8,0 mg ± 2,0 mg por ml) en solución fisiológica tamponada de cloruro sódico (pH 7,2 ± 0,3).

El hilano G-F 20 es biológicamente  similar al hialuronato.  El hialuronato  es un componente  del líquido sinovial responsable de su elastoviscosidad. Sin embargo,  las propiedades mecánicas (elastoviscosas) del hilano G-F 20 son superiores a las del líquido sinovial y de las soluciones de hialuronato  de concentración  comparable. El hilano G-F 20 tiene una elasticidad (módulo de almacenamiento G´) a 2,5 Hz de 111 ± 13 Pascales (Pa) y una viscosidad (módulo  de pérdida G?) de 25 ± 2 Pa. Elasticidad y viscosidad del fluido  sinovial de la rodilla  de humanos  de 18 a 27 años de edad medidas con un método  comparable  a 2,5 Hz son G´ = 117 ± 13 Pa y G? = 45 ± 8 Pa. La degradación de los hilanos en el organismo sigue la misma vía que el hialuronato y sus productos  de degradación  carecen de toxicidad.

b. Baja Densidad (de 3 a 5 infiltraciones). http://www.tedecmeijiadant.com/
El ácido hialurónico contenido en Adant® tiene un peso molecular medio de 900.000 Da.
Adant® ofrece una doble acción. Su principal acción es mecánica, basado en la viscosuplementación del líquido sinovial, en sustitución de la viscosidad perdido a través de la degeneración, y devolviendo su capacidad absorbente. De tal manera, el líquido sinovial se recupera la acción protectora que tiene normalmente en el cartílago. También muestra una acción farmacológica y anti-inflamatoria, actuando sobre ciertos radicales libres de oxígeno, la inhibición de la migración y la quimiotaxis leucocitaria, la reducción de la síntesis de prostaglandinas E2 (PGE2), y también la inhibición de la liberación de ciertas enzimas responsables de la degeneración del cartílago.

c. Doble viscositat (2 infiltraciones). http://www.farma5.es/renehavis.html
Es el único producto en el mundo que contiene 2 ácidos hialurónicos en una jeringuilla para una inyección secuencial. RenehaVis® es un tratamiento realizado mediante dos inyecciones (en un periodo de 2 semanas) para la osteoartrirtis de la rodilla. Debe ser administrado por un profesional de la salud ya que su aplicación es intraarticular (en el interior de la cápsula sinovial de la rodilla).
RenehaVis® se presenta en una jeringuilla de doble cámara patentada:

1. El ácido hialurónico de bajo peso molecular tiene dos funciones:

1.1. Penetrar a través del cartílago para proteger al condrocito que habitualmente se destruye en pacientes con la artrosis de la rodilla. Efecto denominado “encapsulamiento”.

1.2. Llegar hasta los sinoviocitos de la membrana sinovial para activarlos. Esto se traduce en un aumento de la producción de ácido hialurónico endógeno. Efecto denominado “Mecanosensitivo”.

2. El ácido hialurónico de alto peso molecular a baja concentración tiene una función principal, absorber la presión de choque, y permitir que el ácido hialurónico de bajo peso molecular tenga tiempo de actuar.

3. COLAGEN  http://www.colagenomd.com/
Colagen MD: Son inyecciones de colágeno purificado y componentes naturales auxiliares específicos (transporte y estabilización el colágeno “in situ”).

Colágeno MD dispone de 13 inyecciones que se pueden combinar entre ellas. El médico le recomendará el número de inyecciones para su caso (entre 4 y 10) y el tipo de Colágeno que es recomendable (1 o 2 combinados).

Hemos sido el primer equipo de España en combinar inyecciones de colágeno con triamcinolona en algunas patologías selectivas donde se busca un efecto antiinflamatorio y tisuregenerador.

La inyección no requiere ninguna preparación especial, se realiza el mismo día de la visita, en el consultorio, con agujas muy finas (32G) que la mayoria de veces no producen ni dolor ni necesitan ninguna tirita después de la inyección. En una sesión normalmente se infiltran entre 4 y 10 puntos sintomáticos. La experiencia de nuestro equipo con estas infiltraciones nace en Junio del año 2013 y en algunos aspectos es pionera en nuestro país.

4. CORTICOIDS

a. Triamcinolona (0.5 a 2 ml de dosis). Es un corticosteroide con intenso efecto antiinflamatorio que se administra por vía intramuscular, intraarticular o intrasinovial.
http://www.vademecum.es/medicamento-trigon+depot_prospecto_44901

b. Betametasona (6 mg en 2 ml): es una preparación inyectable que contiene dos ésteres de betametasona: uno de gran solubilidad y otro de absorción lenta, que logra un intenso efecto antiinflamatorio, antirreumático y antialérgico.
http://www.vademecum.es/medicamento-celestone+cronodose_prospecto_40628

 

5. FACTORES DE CRECIMIENTO (PRFC) y CÉLULAS MADRE.

Los Factores de Crecimiento plaquetario se obtienen de la sangre del propio cuerpo (se extrae por las venas del brazo). Es un compuesto líquido obtenido del plasma y las plaquetas del propio enfermo. PRP (“Plasma Ric en Plaquetes” o “terapia de plasma rico en plaquetas”) es la abreviatura más utilizada, aunque hay varias (PRFC O SCLP).
Son sometidos a una preparación en el laboratorio con centrifugado, separación de fracciones y preparado, y son reinjectades al enfermo en menos de 45 minutos por diferentes patologías. Actualmente la estamos utilizando para:

  • Roturas y desgarros musculares.
  • Tendinitis y entesopatías crónicas.
  • Condropatías en diferentes articulaciones (rodillas, tobillo, hombro, codo, muñeca,…)
  • Postcirugía de rodilla: ligamento cruzado anterior, sutura meniscal, reparación condral, …
  • Otras lesiones de partes blandas.

Realizamos las infiltraciones todos los martes y se puede programar de forma inmediata (llamando el día antes), pidiéndolo telefónicamente al 938243400 (extensión 1516). Las infiltraciones se realizan consultas externas excepto las infiltraciones de cadera que se realizan en el quirófano por la necesidad de localizar el espacio articular mediante la escopia.

Las células madre tienen la capacidad de diferenciarse hacia diferentes tipos de tejidos. Es por eso que tienen una gran capacidad pluripotencial. Su proceso de obtención es más complejo y se utilizan principalmente en la reparación de gran lesiones musculares y combinado con otras sustancias condrotrófiques para la reparación de lesiones condrales (cadera, hombro, tobillo y rodilla).

Muchas de las clínicas que actualmente ofrecen tratamientos con células madre hacen afirmaciones sobre lo que pueden, y no, hacer las células madre, que no están avaladas por lo que entendemos por ciencia. Es por eso que creo que es necesario aclarar:

  1. Existen diferentes clases de células madre, cada una de ellas, con objetivos propios, que provienen de diferentes partes del cuerpo o se forman en diferentes momentos de nuestras vidas. Colóquelos, se encuentran las células madre embrionarias, que existen solamente en las etapas más tempranas del desarrollo, y varias clases de células madre “específicas del tejido” o “adultas”, que aparecen durante el desarrollo fetal y permanecen en nuestros cuerpos para toda la vida.
    Nuestros cuerpos se valen de diferentes clases de células madre específicas del tejido para conseguir un fin determinado. Las células madre específicas del tejido tienen un potencial limitado, y su principal función es producir el tipo de células que se encuentran en el tejido del que provienen. Por ejemplo, las células madre formadoras de sangre (o células madre hematopoyéticas) de la médula ósea regeneran la sangre, mientras que las células madre neuronales del cerebro producen cielo·células cerebrales. Una cielomadre neuronal no producirá, espontáneamente, una célula sanguínea, así como una célula madre hematopoyéticos no producirá, espontáneamente, una célula cerebrales. De esta manera, es improbable que pueda usarse un único tipo de células para tratar múltiples enfermedades no relacionadas que comprenden diferentes tejidos u órganos. Tenga cuidado con las clínicas que ofrecen tratamientos con células madre que se originan en una parte del cuerpo distinta de la parte que recibirá el tratamiento.
  2. Un único tratamiento con células madre no dará resultado en múltiples enfermedades no relacionadas. Como se ha expuesto cada clase de células madre cumple una función específica en el cuerpo y no es posible que produzca células propias de otros tejidos. Por eso, es improbable que un único tipo de tratamiento con células madre pueda tratar múltiples enfermedades no relacionadas, como la diabetes y la enfermedad de Parkinson. Las causas subyacentes son muy diferentes, y sería necesario reemplazar diferentes clases de células para tratar cada enfermedad. Es fundamental que el tipo de células que se use para el tratamiento sea el adecuado para la enfermedad específica.
    Algún día se podrán usar células madre embrionarias para desarrollar tratamientos contra una serie de enfermedades que afectan al hombre. Sin embargo, las células madre embrionarias, en si, no pueden emplearse directamente en tratamientos, ya que es probable que produzcan tumores y es improbable que se conviertan en las células necesarias para regenerar, soles para usted, un tejido. Primer, antes del trasplante, deberían poder convertirse en tipos de células especializadas. La oferta de tratamientos contra numerosas enfermedades mediante el uso de un único tipo de células es un indicio importante que esta clínica no puede ser creíble.
  3. En la actualidad, existen muy pocos tratamientos con células madre ampliamente aceptados. Aunque son muy pocas las enfermedades en las que se demostró, a través de ensayos clínicos realizados de forma responsable, que los tratamientos con células madre son beneficiosos. El tratamiento mejor definido y mayormente usado es el trasplante de células madre sanguíneas para tratar enfermedades de la sangre y del sistema inmune, o para restablecer el sistema sanguíneo después de los tratamientos contra cánceres específicos. Algunas enfermedades o lesiones óseas, de la piel y la córnea pueden tratarse con injerto de tejido que depende de células madre de estos órganos. Estos tratamientos, también, son generalmente considerados seguros y efectivos para la comunidad médica.
  4. El solo hecho de que la gente diga que las células madre la ayudaron no significa que así sea. Existen tres razones principales por las que alguien podría sentirse mejor, que no están relacionadas con el tratamiento con células madre en sí: el “efecto placebo”, los tratamientos que acompañan y las fluctuaciones propias de la enfermedad. El fuerte deseo o la creencia de que un tratamiento funcionará pueden conseguir que una persona sienta que lo ha hecho, e incluso, experimente cambios físicos positivos, como mejoras en la movilidad o menos dolor. Este fenómeno se denomina “efecto placebo”. Incluso, una conversación positiva con el médico puede brindar a una persona una sensación de mejoría. De la misma manera, otras técnicas que se ofrecen junto con el tratamiento con células madre, como cambios en la alimentación, relajación, terapia física, medicación, etcétera, pueden hacer que una persona se sienta mejor, sin que ello esté relacionado con las células madre. Asimismo, la severidad de los síntomas de muchas enfermedades puede cambiar con el correr del tiempo, dando lugar a mejoras o recaídas temporales, lo que puede complicar la interpretación de la efectividad de los tratamientos. Estos factores son tan amplios que, de no probarse en un estudio clínico controlado, donde se compara cuidadosamente un grupo que recibe tratamiento contra otro grupo que no recibe este tratamiento, es muy difícil determinar el verdadero efecto de cualquier tratamiento. Tenga cuidado con las clínicas que miden o divulgan sus resultados tomando como principal referencia los testimonios de los pacientes.
  5. La principal razón por la que lleva tiempo desarrollar nuevos tratamientos es que la ciencia, en si, es un proceso largo y complejo. La ciencia, en general, es un proceso largo y complejo. Comprender cuál es el problema en la enfermedad o la lesión y cómo resolverlo, tiempo porta. Las ideas nuevas deben ser probadas, primer, en un laboratorio de investigación, y muchas veces, las ideas nuevas no funcionan. Una vez establecida la ciencia básica, trasladarla a un tratamiento médico efectivo constituye un proceso largo y difícil. Algo que parece prometedor en células cultivadas puede fracasar como tratamiento en un modelo animal, y algo que resulta en un modelo animal puede fracasar cuando se lo prueba en humanos. Una vez que los tratamientos se prueban en humanos, resulta clave garantizar la seguridad del paciente, y esto implica comenzar con muy poca gente hasta comprender mejor la seguridad y los efectos adversos.
    Si un tratamiento no ha sido diseñado cuidadosamente, no ha sido estudiado correctamente, ni ha atravesado las pruebas clínicas y preclínicas necesarias, es poco probable que produzca los efectos deseados. Más preocupante aún: puede empeorar la enfermedad u ocasionar efectos adversos peligrosos.
  6. Para ser utilizadas en tratamientos, las células madres deberán ser instruidas para comportarse de determinadas maneras. El trasplante de médula ósea es, en general, exitoso, porque se les pide a las células que hagan exactamente aquello para lo que fueron diseñadas: producir más sangre. En el caso de otras enfermedades, podemos querer que las células se comporten de una manera diferente de lo que funcionarían comúnmente en el cuerpo. Uno de los grandes obstáculos en el desarrollo de tratamientos exitosos con células madre es conseguir que las células se comporten de la manera deseada. Asimismo, una vez trasplantadas en el cuerpo, las células necesitan integrarse y funcionar de manera conjunta con las otras células del cuerpo. Por ejemplo,, para tratar muchas enfermedades neurológicas, las células que implantamos necesitarán convertirse en neuronas específicas, para la funcionar, también deberán saber con qué otras neuronas hacer conexiones y cómo hacer estas conexiones. Todavía estamos aprendiendo cómo dirigir a las células madre para que se conviertan en el tipo de células correcto, para que crezcan solamente hasta donde sea necesario, y las mejores maneras de trasplantarlas. Llevará tiempo descubrir cómo hacer todo esto. Tenga cuidado con las afirmaciones que sostienen que las células madre sabrán, de alguna manera, dónde ir y qué hacer para tratar una enfermedad específica.
  7. El hecho de que las células madre provienen de nuestro cuerpo no significa que sean seguras. Todo procedimiento médico presenta riesgos. Mientras que es improbable tener una respuesta inmune a nuestras propias células, los procedimientos utilizados para adquirirlas, desarrollarlas y distribuirlas son potencialmente riesgos. Cuando las células abandonen el cuerpo, pueden estar expuestas a una serie de manipulaciones que podrían modificar las características de las células. Si crecen en cultivo (proceso denominado “expansión”), las células·células pueden perder los mecanismos normales que controlan el crecimiento o pueden perder la capacidad de especializarse en el tipo de células que requieren. Las células pueden contaminarse con bacterias, virus u otros patógenos que podrían causar enfermedades. El procedimiento para extraer o inyectar células, también, implica riesgos, desde introducir una infección hasta dañar el tejido donde se inyectan.
  8. Existen complicaciones y problemas derivados de utilizar tratamientos no probados. Algunas de las enfermedades que, según las afirmaciones de las clínicas, pueden tratarse con células madre son incurables por otros medios. Resulta fácil comprender por qué la gente podría creer que no pierde nada en probar algo, aunque no está probado. Sin embargo, existen riesgos muy reales de sufrir complicaciones, tanto en lo inmediato como a largo plazo, mientras que las posibilidades de experimentar un beneficio son muy pocas. En un caso publicado, un hombre joven desarrolló tumores cerebrales como consecuencia de un tratamiento con células madre. Para participar en un tratamiento no probado, una persona puede ser inelegible para participar en ensayos clínicos futuros (véase, también, el número 9). Cuando en costo y alto, puede haber implicaciones económicas a largo plazo para los pacientes, sus familiares y las comunidades. En caso de traslados, se suman otras consideraciones, y una no menor es estar lejos de familiares y amigos.
  9. Un tratamiento experimental que se comercializa no es sinónimo de ensayo clínico.
    Que un procedimiento sea experimental no significa, automáticamente, que sea parte de un estudio de investigación o de un ensayo clínico. Un ensayo clínico responsable puede presentar una serie de características clave. Existen datos preclínicos que avalan que el tratamiento en estudio es, probablemente, seguro y efectivo. Antes de comenzar el estudio, un grupo independiente, con por ejemplo, un Comité Institucional de Revisión o comité de ética médica que protege los derechos de los pacientes, se ocupa de la vigilancia, y en muchos países, el ensayo es evaluado y aprobado por un organismo regulador nacional, como la Agencia Europea de Medicinas (EMEA) o la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU.. (FDA). El estudio, en si, está diseñado para responder preguntas específicas sobre un nuevo tratamiento o una nueva forma de usar los tratamientos actuales, menudo, con un grupo control con el que se compara el grupo de personas que reciben el tratamiento nuevo. En general, el coste del tratamiento nuevo y el control del ensayo son pagados por la empresa que desarrolla el tratamiento o por financiación del gobierno nacional o local. Tenga cuidado con aquellos tratamientos costosos que no hayan pasado, satisfactoriamente, para la fase de ensayos clínicos. Los ensayos clínicos llevados a cabo de manera responsable son esenciales para el desarrollo de tratamientos nuevos, ya que nos permiten aprender si estos tratamientos son seguros y efectivos. La ISSCR avala la participación en ensayos clínicos responsables después de la consideración cuidadosa de los aspectos resaltados en este lugar y conversados con un médico de confianza.
  10. La ciencia relacionada con las células madre está en constante evolución.
    La ciencia relacionada con las células madre es sumamente prometedora. Ha habido grandes avances en el tratamiento de enfermedades del sistema sanguíneo mediante el uso de células madre formadoras de sangre, y estos nos muestran el poder de los tratamientos con células madre. Los científicos de todo el mundo están investigando las maneras de aprovechar las células madre y utilizarlas para aprender más, diagnosticar y tratar numerosas enfermedades. Todos los días, los científicos trabajan en nuevas maneras de preparar y controlar diferentes clases de células madre, lo que nos está acercando al desarrollo de tratamientos nuevos. En la actualidad, están probando numerosos tratamientos potenciales en modelos animales, y algunos ya forman parte de ensayos clínicos. En febrero de 2010, la empresa británica ReNeuron anunció que había sido autorizada a realizar un ensayo clínico de fase I sobre un tratamiento con células madre neuronales contra el accidente cerebrovascular. El primer tratamiento con células madre embrionarias contra lesión espinal aguda está siendo sometido a la revisión de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU.. (FDA), y esperamos que pronto se convierta en ensayo clínico.

 

Si bien, a veces, es difícil de percibir, la ciencia en torno a las células madre está avanzando. Soy sumamente optimista en cuanto a que algún día contaremos con tratamientos con células madre para combatir numerosas enfermedades humanas. Pero de momento tenemos que ser cuidadosos y realistas. Los datos de esta exposición han sido obtenidos de la página web de la International Society for Stem Cell Research, y en concreto, su espacio las “10 verdades sobre las células madre”.

 

6. BLOQUEOS NERVIOSOS ANESTÉSICOS

BLOQUEOS NERVIOSOS ANESTÉSICOS

Los bloqueos anestésicos es una técnica desarrollada para bloquear el dolor que dan diferentes patologías osteomusculares y neuropatías. Se pueden realizar tanto a nivel periférico (extremidades) centralmente (columna). Se realizan de forma combinada con la el Servicio de Anestesiología y Unidad del Dolor de nuestro centro.

Son una vía de administración de fármacos analgésicos más eficaces para el alivio del dolor tanto a nivel farmacológico del dolor agudo como el tratamiento farmacológico del dolor crónico. La función es suprimir el dolor nociceptivo mediante el bloqueo de la conducción y / o generación del impulso nervioso en cualquier lugar del sistema nervioso cuando se administra en concentraciones suficientes.

En el dolor agudo estos bloqueos deben ser reversibles, selectivos y temporales. En el dolor crònic han de ser reversibles o irreversibles, selectivos y temporales o definitivos.

Más información sobre tipos de bloqueos, indicaciones, contraindicaciones, riesgos, efectos secundarios, ventajas, inconvenientes, clasificaciones, técnicas, características diferenciales, complicaciones y contraindicaciones, la podréis encontrar en http://www.dolopedia.com/index.php/Bloqueos_nerviosos.

 

7.INFILTRACIONES SECAS O PUNCIONES SECAS

La punción seca es un método eficaz para el tratamiento del síndrome de dolor miofascial, el cual se asocia con bandas tensas diferenciadas de músculo endurecido que contienen puntos dolorosos y que suelen generar dolor referido a otra zona del cuerpo, limitación de la movilidad y debilidad. También puede generar incoordinación, cefaleas, acúfenos en los oídos o dolor visceral, entre otros. Los puntos dolorosos del músculo, conocidos como puntos gatillo miofasciales, pueden asociarse a lesiones, pero de igual forma, existen lesiones sin una causa aparente que pueden estar provocadas por ellos.

La punción seca se basa en la punción con una aguja estéril de acupuntura que provoca un estímulo mecánico en el punto gatillo miofascial para conseguir desactivarlo y tratar así la lesión muscular. Su eficacia es equivalente a la de las infiltraciones, con el beneficio de que no se emplea ningún agente químico ni se provoca infiltración de sustancias.

Las técnicas de punción seca pueden dividirse en:

  • Superficiales: se introduce la aguja en la piel y el tejido cielo·Celular subcutáneo que se localiza por encima del punto gatillo miofascial.
  • Profundas: se introduce la aguja llegando al músculo, para provocar una respuesta de espasmo local hasta el nivel de tolerancia del paciente, que reproduce el dolor habitual, relajante así la banda tensa, con lo que el dolor disminuye y / o desaparece.

Indicaciones. La punción seca puede emplearse en múltiples patologías:

  • Dolor en el cuello, dorsalgias, lumbàlgies i radiculopatías.
  • Lesiones musculares, tendinopatíes i peritendinitis.
  • Esguinces agudos y crónicos, alteraciones ligamentosas.
  • Artrosis: en la articulación afectada se activan puntos gatillo que desencadenan un dolor independiente al propio daño intraarticular, que puede mejorarse con la aplicación de punción seca.
  • Dolores de cabeza y dolores craneales. Dolor y disfunción de la articulación temporomandibular.
  • Otras alteraciones.

Contraindicaciones:
• Alteraciones de la coagulación, tratamiento con anticoagulantes.

  • Personas inmunodeprimidas.
  • Linfedemes. Hipotiroidismo. Fobia a las agujas