• Clínica Teknon Privado
    +34 93 595 17 10
  • Hospital de Berga
    +34 93 824 34 04
  • Gabinet Mèdic
    +34 93 822 07 07
Share
    • 07 MAY 18
    • 2
    El médico del siglo XXI

    El médico del siglo XXI

    Share

    Dr. Pere Mir

    Cercanos al final de la segunda década de este siglo y en mi tercera década de ejercicio profesional (iniciado en 1992) me permito escribir una reflexiones sobre el médico del siglo XXI. Diferente es el médico que formaron mis profesores al que alcanza una madurez profesional más allá de los 50 años. Me veo diferente y veo diferente mi profesión. Me veo diferente porque he tenido que recanalizar mi profesión.

    Mi profesión ha cambiado. El médico humanista, distante, solitario, egocéntrico, sentado al otro lado de la mesa, se ha ido transformando hacia un médico tecnológico, cercano, en equipo y globalizado, que ha quitado la mesa de en medio. La progresión en el conocimiento avanza a una velocidad que obliga a la superespecialización para poder mantenerse actualizados. Los profesionales actuales deben de ser comprometidos, interdisciplinares, cooperativos, compasivos y capaces de proporcionar una asistencia integral e integrada, en especial a las pacientes afectos de enfermedades crónicas. Las demandas de salud aumentan con el envejecimiento de la población, las enfermedades crónicas y la innovación tecnológica. Veo a un médico progresivamente más conocedor de las TIC, más empático, más amable y más cercano. Piel con piel con sus pacientes. Será un médico más emotivo y que tratará al paciente desde una perspectiva global, profundizando en sus emociones, en su estabilidad personal, familiar, en su readaptación, en sus perspectivas, en sus esperanzas y en los resultados de sus tratamientos.

    Los canadienses definen que un médico ideal -al que ellos llaman un médico experto- debe desempeñar en su actividad laboral seis roles: profesional, líder, colaborador, comunicador, promotor de la salud y académico. Para cada uno de estos roles se encuentran definidas unas competencias específicas y se han elaborado unas recomendaciones y estrategias para que los programas de Medicina puedan orientar sus objetivos a la consecución de estos.

    Necesariamente en nuestro país tiene que haber un cambio también económico. Los sueldos en otros países duplican o triplican los sueldos españoles, nuestros mejores profesionales deben trabajar en España. La aportación del profesional a la Sanidad Pública sería más productiva, más intensa y más comprometida, seria en definitiva mejor. No podemos defender un sistema sanitario de excelencia pagando unos sueldos indignos. A ello se añade que 1 de cada 3 médicos trabajan en condiciones de inestabilidad laboral (sobretodo los jóvenes). Se ha devaluado el reconocimiento al profesional y ello necesariamente afecta su perfil e implicación.

    Este médico debe recibir formación en aquellos aspectos que no tiene: comunicación, redes sociales, geobiología, telemedicina, …  Así mismo mejorar en aquellos aspectos precarios: bioética, informática, idiomas, navegación, impresión 3D, …

    Las Universidades y la formación académica se diversificará a centros hospitalarios que sean capaces de ofrecer formación integral a los estudiantes. Se romperán estereotipos rígidos y poco funcionales. Nacerán nuevos médicos mucho mejor formados, eficientes y capaces de ver la enfermedad, el paciente y su contexto, de una forma integral.

    Debemos adelgazar la Medicina, abandonar todos aquellos tratamientos no apoyados en la evidencia científica, lesivos, ineficaces e ineficientes. Debemos abandonar la excesiva irradiación de nuestros pacientes, en especial de los niños. Y exigir a las autoridades sanitarias que se cumpla la normativa europea en material de control de las irradiaciones a nuestros pacientes (Carnet de Dosimetria) que ya debería funcionar en nuestro país según Directiva Europea desde febrero  de 2018.

    Finalmente gracias a cada uno de mis pacientes, todos ellos son una oportunidad para mi de ser mejor médico. Y gracias a todo el equipo de profesionales que trabajan conmigo, es un placer trabajar con profesionales con su responsabilidad y su elevado nivel de competencia. Aprender y mejorar en Medicina no tiene final, es un camino constante, vital, profesional, científico, responsable, comprometido y autodiseñado.

    Los próximos 10 años va a haber unos cambios sociales radicales y que desbordarán lo ocurrido en los 50 años previos. Los médicos tenemos un compromiso social que nos obligará a liderar las nuevas reflexiones en sanidad, sociedad, tercera edad, dependencia, derechos y humanidad, ahí estaremos, exigiendo progreso social y salud a la nueva clase política que nos tiene que permitir olvidar la actual.

    Veo un futuro abierto y prometedor, pero entre todos tenemos que cambiar muchas cosas. Salud para todos.

     

    Dr. Pere Mir

    www.drperemir.com

    Share
    Leave a reply →
  • Posted by Fina Llado Font on 07 de mayo de 2018, 23:39 11Mon, 07 May 2018 23:39:58 +000058.

    Gràcies Dr. Mir per cuidar-nos des de tan aprop. És un privilegi tenir un professional tan altament qualificat al petit Hospital Sant Bernabé de Berga. La teva proximitat, la teva dedicació, la teva implicació i sobretot la teva honestedat et fan més gran encara. Quina sort que tenim la gent de les terres berguedanes!

    Reply →

Leave a reply

Cancel reply

Photostream

Share